Nueva Zelanda

Los Catlins, allá en el sur sur de Nueva Zelanda

4 y 5 de Julio de 2015

Allá bajo en el Sur… ¿Qué habrá en el sur sur de nuestras antípodas? Punto donde se vuelven a cruzar el mar de Tasmania y el océano Pacífico. Un paso más y nos caemos al mar; un vuelo, cinco horas y recorremos los 4810km que nos separan del polo sur. La zona del país que recibe los vientos gélidos de la Antártida; esa zona que está llena de prados verdes, centenares de kilómetros de costa azotados por un mar embravecido, bosques húmedos…

Southern Scenic Route, la carretera que recorre esta parte del país
Zonas despobladas, pastos a los lados y explosión de tonalidades de verde
El viento impone su fuerza en esta parte de Nueva Zelanda

Hábitat de delfines, pingüinos, focas, leones marinos, alcatraces, albatros, ostreros… Zona en la que puedes estar toda una tarde esperando a que los pingüinos de ojos amarillos desembarquen en tierra firme, y que al aparecer tan solo un ejemplar, el corazón te empiece a latir a mil por hora.

Emoción tras ver por primera vez en nuestras vidas el pingüino de ojos amarillos
Ostreros con su curioso pico anaranjado

Marea alta, marea baja y el paisaje cambia por completo. Donde había un mar embravecido, ahora hay un bosque fosilizado con una edad de 160 millones de años.

Kilómetros y kilómetros sin apenas población, carreteras de grava que te llevan a escenarios espectaculares. Faros dirigiendo el tráfico náutico, el cual escasea a causa las fuertes corrientes que existen esta zona del país. Cascadas de agua que te permiten jugar con la cámara.

Carreteras de grava sin ver el final, que parece que te lleven al fin del mundo
Faros sin apenas trabajo en un entorno especial
La marea baja, el arco iris sale y nosotros encima de un bosque fosilizado
Tocones milenarios que en su día fueron la base de un árbol
Troncos recobrando vida. Líquenes sobre piedra intentando sobrevivir
Bosque fosilizado de más de 160 millones de años
Hasta que no te acercas y lo tocas, no puedes creer que sea un fósil

Una cascada cualquiera en un bosque único

Esa parte del país que se encuentra a caballo entre las regiones de Otago y Southland y que en sus 1900 km2 sólo viven 1200 personas. Personas creativas que montan una galería de arte en medio de la nada. Galería que te obliga a echar el freno de mano del coche y observar. Observar esa imaginación de montar su estudio dentro de un autobús. Esa imaginación de darle vida a los jugadores de un futbolín. Reciclar cualquier objeto con el objetivo de darle un uso decorativo. Recoger varios huesos de esqueletos de animales y convertir a una oveja/cabra en un ciclista.

Galería de arte en un autobús
Cafetería construida con material reciclado
Futbolín diferente
Animal convertido en ciclista

Los Catlins, el punto de Nueva Zelanda donde por la mañana amanece con un sol radiante y a medio día llegas a Bluff, el punto casi más meridional de la isla, y te despide con una granizada. Los Catlins, esa zona que se puede recorrer en un día, o puedes estar una semana disfrutando de un paisaje especial que invita a la relajación, a la inspiración, a la soledad o a la libertad.

RyB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *