• Nueva Zelanda

    Cuando la montaña dice no… Intento a Tongariro, Ngauruhoe y Taranaki

    Nueva Zelanda es sinónimo de montañas, naturaleza, ríos, valles, glaciares, bosques… Precisamente ese fue el principal motivo que nos motivó para llegar a las antípodas. Recorrer sus carreteras, que serpentean los valles y subir muchas de sus cumbres, ya sean altas o bajas, nevadas o de roca. Empezamos nuestro viaje por la Isla Norte, considerada el patito feo del país si se compara con su vecina, la cual acapara la mayor concentración de montañas con los Alpes Neozelandeses. A pesar de ello no queríamos dejar pasar la oportunidad de conocer ambos escenarios y por ello, indagando por la hemeroteca, nos topamos con dos de los cuatro parques nacionales que tiene…