Alpinismo

Tuc de Mauberme – Valle de Arán

Aprovechando el puente del trabajador, subimos a Vielha el viernes 29 de Abril Miguel, Alicia, Berta y yo deseando que las malas previsiones meteorológicas se convirtieran en buenas por arte de magia. Dado que la expedición de verano está a la vuelta de la esquina, planteamos el fin de semana repleto de actividad: Sábado haremos una vuelta circular por el valle de Toran, con 1400 mts de desnivel y subiendo al Tuc D’Ermer (2432m). Domingo y lunes intentaremos subir el Tuc de Maubèrme con campamento intermedio.

1 y 2 Mayo 2011

Así que sin madrugar demasiado el domingo cogemos por la tarde el coche rumbo a Bagergue para empezar la marcha y llegar al lago de Montoliu para plantar tiendas y dormir. El coche lo dejamos hasta dónde la pista nos deja (1550m) y empezamos a andar a eso de las 18:00.

La pista es muy cómoda, va ganando altura poco a poco y las bonitas vistas del valle hace que no se haga muy monótona. Llegamos a la cabaña del calhaus (1900m) y decidimos seguir por la pista a pesar que da más vuelta, la pendiente es mas progresiva y el camino mucho más cómodo y marcado.

A partir de 2100m empiezan a aparecer los primeros neveros dificultando la progresión. El avance se hace mucho más lento dado que nos hundimos hasta las rodillas en algunos tramos.

Poco a poco subimos y llegamos a eso de las 20:30 al lago de Montoliu dónde plantamos tienda, cenamos y al saco a dormir.

 

Lunes 2 de mayo.

Suena el despertador a las 6:50 y a las 7:30 estamos en marcha. La nieve no está del todo mal, por la noche ha helado un pelín y se encuentra con una capa de costra que permite no hundirse demasiado. Superamos la primera pala a las faldas del lago y después de un pasito empinado llegamos al collado.

 Llegando al collado

Desde el collado hay que realizar una larga travesía en busca de la canal que da acceso a la cresta cimera. Foto sacada el Sábado desde el Tuc d’Èrmer.

La diagonal se hace larga, la nieve aquí está dura así que piolet en mano vamos avanzando hasta que nos ponemos a los pies de la canal.

Nos vamos cambiando los papeles entre los tres, abriendo huella cada uno cuando le toca. El corredor tiene buena pinta, nieve completamente transformada y dura. Es ancho, de unos 100 metros y con una pendiente que oscila entre 40 y 45º.

Poco a poco ganamos altura hasta que alcanzamos la arista que da paso a la cumbre.

Llegando a la cresta

Con bastante cuidado y mirando bien dónde pisamos, vamos subiendo y por fin alcanzamos la cumbre rodeados de nubes.

Los tres en la cumbre del Maubèrme
RyB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *