Escalada

Escalando en Arnad (Valle de Aosta) – Lo Dzerby

La idea no era solo hacer montaña, había que escalar también así que, sin descanso apenas, y con ganas de ir tachando proyectos de la lista, nos vamos dirección a Arnad. Sin esperarlo, llegamos a un pueblecito de lo más agradable en el Valle de Aosta. Allí encontramos Lo Dzerby, una vía de escalada larga, muy larga… con grado bajo, equipada con parabolts de arriba a bajo y muy disfrutona.

25 de Junio de 2013

La zona es una escuela de deportiva en la que todo, absolutamente todo está muy cuidado. Parking para escaladores, baños al inicio del sendero, cada vía con su placa indicando nombre, longitud, dificultad… Cogemos el sendero empedrado que hay justo al lado de un restaurante y en 15 minutos estamos a pie de vía.

Empieza Berta …

Berta llegando a la primera reunión

Acabando el L1

El L2 es de transición en su parte inicial para acabar por un diedro bastante estético.

Vamos a buen ritmo, el grado es muy sencillo y eso hace que no hayan parones. Empezamos el L3 con una placa para luego hacer una travesía a la derecha a buscar el techo del siguiente largo.

Llegamos a la reunión y encontramos compañía…

La vía tiene dos puntos claves, el inicio del L4 en el que hay que pasar un techo y el L5, pasos finos de placa en los que hay que escalar. Hoy estoy de suerte y me tocan a mi los dos.

L4 una vez pasado el techo e iniciado la travesía hacia la izquierda con miles de buzones dónde cogerse

Berta acabando el L4

Y yo empezando el L5…

A partir de este punto nos quedan 7 largos que hacer, todos muy parecidos, placas de adherencia, algunos de III otros de IV, pero ninguno sin mucha dificultad…

Iniciando el largo 7

Acabando el largo 8

Berta sobrevolando por el Valle de Aosta en el L9

Berta en el L12, el cansancio se hace notar, mucho calor y muchos metros escalados…

Escalando los últimos largos

Una vez terminada la escalada, nos hacemos foto y nos vamos en busca de la cumbre que se llega por un sendero que sale a mano derecha.

Muy satisfechos con la escalada empezamos la bajada en busca de un fuerte desde dónde nace el sendero de bajada. Cuerdas fijas en algunos tramos, puentes y escalones tienen la culpa de que acabemos agotados después de una jornada de roca caliente.

Croquis de la vía y buena explicación aquí.

RyB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *